Cinco lugares gratuitos para disfrutrar de Milán

Nos guste o no, Milán siempre va a ser una ciudad que este relacionada fuertemente con el mundo de la moda, el lujo y el dinero. Muchos, incluso llegan a pensar que no es una ciudad pensada para todos los bolsillos calificandola como una de las ciudades más caras de italia despues de Venecia. La verdad, es que lo mejor de Milán, siempre desde mi humilde opinión, se puede disfrutar de manera gratuita.


Dicho esto, hoy os voy a dejar mi recomendación de esos 5 lugares que puedes visitar en Milán de manera gratuita y lo que es más importante, sin esperar grandes colas. Si habéis estado antes, todos sabreis a lo que uno se refiere con las colas en Milán, sobre todo a la hora de querer disfrutar de La Última Cena.

5. Piazza Gae Aulenti


Si eres de los que te gusta la nueva arquitectura, la moderna y futurista Piazza Gae Aulenti es uno de los lugares que no puedes dejar de visitar. Con 100 metros de diámetro, la Piazza Gae Aulenti es uno de esos lugares que hacen que te vuelvas a enamorar de la arquitectura y te quedes embobado con la majestuosidad y tecnica de edificios como la Torre Unicredit o El Bosco Verticale.


Sin lugar a dudas es uno de esos lugares que demuestra que Milán se esta convirtiendo en una ciudad que nada tiene que envidiarle a las grandes metrópolis europeas como Frakfurt y diría Londres, pero todos sabemos como está la cosa con el tema del Brexit... Una pena.


Como sugerencia, vale la pena visitarla de noche y de día, pues el ambiente nocturno junto con las luces de los rascacielos y sus fuentes hacen de esta plaza un lugar totalmente diferente. No os olvideis de tomar algo en el restaurante RED, es un lugar genial!

4. Cimitero Monumentale di Milano


Siendo este uno de los grandes olvidados en muchas de las guías turísticas de la ciudad, es sin duda uno de esos lugares que se te quedan grabados en la memoria. Inaugurado en 1866 y con una extensión de 250.000 metros cuadrados, el Cimitero Monumentale ha mantenido su grandeza a lo largo de los años gracias a sus grandes mausoleos y tumbas que decoran todo su interior.


Hay que destacar el monumento a los fallecidos en los campos de concentración nazi durante la II Guerra Mundial. Sin lugar a dudas, el Cimitero di Milano, es uno de esos lugares que hacen que te olvides de el ruido de la mundana y cosmopilita urbe y disfrutes de la paz y el silencio que te invade en este lugar, sobre todo por las mañanas cuando lo invade la niebla.


Sin lugar a dudas, el Cimitero Monumentale es uno de esos lugares en lo que todo el mundo le gustaría estar una vez te has muerto, eso si, vete preparando sobre unos 7.500 euros para un entierro bastante modesto.

3. Parco Sempione y Sforzesco.


Lo que en su día fue el coto de caza de los duques de Sforza, cuando Napoleón llego a la ciudad fue donde comenzo a fomentar el paisajismo, hasta que en el año 1891 surgió la idea de crear un parque público, que hace que los milaneses de sientan orgullosos y encantados con su ciudad.



En el Parco Sempione nos podemos encontrar el Arco della Pace, la Arena Civica, el Acquario Civico, el Bar Bianco, el Ponte delle Sirenette (punto de reunión de los enamorados), el Palazzo d'Arte, la Torre Branca (un excelente mirador de la ciudad) y finalmente acabar en uno de los lugares más bellos de la ciudad que es el Castello Sforzesco.


2. Galleria Vittorio Emanuele II


El eje principal de la ciudad y uno de las zonas más turisticas de la ciudad, alberga las principales tiendas de moda de Milán. Aunque no es el Quadrilatero D'Oro, las Galerias Vittorio Emanuele II es uno de esos lugares donde el lujo de las grandes marcas queda patente en el estilo neoclasico de uno de los edificios más impresionantes de la ciudad. Cubierta de acero y cristal Il Salotto Buono como lo llaman los italianos, estaba pensado para unir la Piazza Duomo con la Piazza della Scala.

Con arquitectura en forma de cruz, en esta sala de estar, podremos encontrar el escaparate de la primera tienda de Prada o tomar un café en una de las terrazas interiores mientras hacemos tiempo para la siguiente actuacion en La Scala.



1. Duomo di Milano

 
Y por último y sin menospreciar a Milano Centrale que tuve que quitarla de esta lista muy a mi pesar, toca Il Duomo di Milano.

Aunque disfrutar de sus vistas desde la azotea si es de pago y tengo que decir que vale mucho la pena gastarse unos euros para ver el esplendor de sus chapiteles, disfrutar de su interior es totalmente gratuito. Con 157 metros de largo y con una capacidad para 40.000 personas, la catedral gótica de Milán es una de las iglesias católicas más grandes del mundo, por no hablar de sus cristaleras que tienen la reputación de ser las mayores de toda la cristiandad. Con cinco grandiosas naves sustentadas por 52 columnas hace que esta tenga unas proporciones irreales a lo que en catedrales se refiere.

Otro de los aspectos característicos del Diomo son sus suelos de mármol que cubren 12.000 metros cuadrados y llevo la friolera de más de 400 años terminarlos.


Como dato, si lo que queréis es disfrutar de la azotea del Duomo sin pagar, siempre podreis subir a la azotea de la Rinascente despues de unas compras y tomaros un maravilloso café disfrutando de otro de los espectaculares miradores de la ciudad.

Y hasta aquí mi Top 5 de los mejores lugares de la ciudad, espero que los disfrutéis!

Share this:

CONVERSATION

1 comments: